Estas Navidades, como regalo de cumpleaños, hice un viaje muy especial con mi hermana Elisa. Con unos días de vacaciones entre festivos, en su caso descanso entre turnos, cogimos el coche y nos pusimos rumbo a Oporto. La magia de la ciudad la descubrimos según la pisamos. Recorrer su centro histórico iluminado con las luces de Navidad fue algo especial así como descubrir su historia y conocer un poco más sobre el país vecino.

El viaje resultó ser un regalazo cargado de momentos y cariño. Un regalo para el cual he querido dejar esta entrada de agradecimiento. Espero que os gusten las fotos.

La magia de Oporto en Navidad

Pese a no ser una de esas ciudades que se iluminan de forma barroca en Navidad, Oporto ofrece una iluminación navideña mágica que engloba desde el gran árbol de luces que se puede ver desde la plaza de la Libertad a la nostalgia de sus callejones oscuros iluminados con las luces navideñas de los pequeños comercios.

Serralves: Sus jardines, la sorpresa de Siza y Mapplethorpe

Tras la visita al Vitra Campus en Alemania el pasado mes una parada obligatoria en este viaje a Oporto debía ser la arquitectura de Alvaro Siza. En el museo de la fundación Serralves disfruté no solo de la arquitectura del portugués, sino de obras de artistas como Anish Kapoor o Robert Mapplethorpe, del que caí enamorado.