Danza, folclore e intensidad confluyeron el pasado fin de semana en una sesión de fotos que realicé con Carlos Carvento en las inmediaciones del Museo del Prado de Madrid. Unas imágenes que se contagiaron del barroquismo y la androginia de la “bailaora contemporánea” cordobesa que retraté. Aquí os dejo una parte del resultado de la sesión: